Meltdown y Spectre: el azote para los procesadores Intel

Chipocalypse lo ha bautizado el reportero Russel Brandom de la revista neoyorquina The Vergey no es para menos-.

El asunto es que desde al menos hace 10 años los procedores Intel (exceptuando los Atom hechos antes del 2012) presentan una fuga de información en su estrategia predictiva. En realidad esta técnica data de los años 90: los procesadores, según las órdenes que reciben, comienzan a guardar en una “memoria” aparte los que son más utilizados y así “predicen” que es lo que quiere hacer el usuario. Esto en la última década se ha hecho más intenso debido al gran poder de procesamiento de los modernos CPU los cuales literalmente se sientan a esperar que nosotros les ordenemos realizar cualquier tarea. El problema estriba en que luego estos datos no son protegidos: un usuario puede tener acceso a ellos y de allí obtener algunos datos valiosos como contraseñas, entre otras cosas.

El tema ha dado muchísimo qué hablar y se ha calculado que al quitarle esta característica de “predicción” a los procesadores Intel el desempeño caerá en un 30% y no solamente nos afecta a nosotros los humildes usuarios: las grandes empresas como Amazon, Twitter y otras se ven perjudicados con esto también.

Linus Torvalds dice que esto lo realizan al margen de los kernels de los sistemas operativos: es más, escapa de la capacidad de los sistemas operativos; es como si tuvieramos una persona como ayudante en el trabajo y se da a la tarea de observar muestras tareas repetitivas a fin de “predecir” cual será nuestra próxima orden y que un espía revise esos papeles y se aproveche de ellos.

Por ello hemos incluido esta entrada para mostrar una voz que nos conducirá con calma y cordura a analizar el problema. Seleccionamos al señor Pablo Insua, ingeniero informático, en su cuenta Twitter para que nos explique mucho mejor el tema de marras que tanto nos ocupa por estos días:

Como “momento” en Twitter:


Fuentes consultadas:

En idioma castellano: