Instrumentación de un Controlador Lógico Programable (Wikipedia https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Plc_control_panel.JPG )

Diez razones por las que deberías monitorizar vuestro ordenador

A mi labor como programador de aplicaciones le agrego el de administrador de red de área local para varios de mis clientes que así lo soliciten -o que a mi juicio lo necesiten-, siempre basado en la vieja consigna de que “el trabajo es mejor que sobre y no que falte”.

“El trabajo es mejor que sobre y no que falte”.

Refrán popular.
Instrumentación de un Controlador Lógico Programable (Wikipedia https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Plc_control_panel.JPG )
Instrumentación de un Controlador Lógico Programable (Wikipedia https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Plc_control_panel.JPG )

Publicado el domingo 23 de julio de 2017.

Actualizado el domingo 24 de noviembre de 2019


Recientemente atendí una llamada telefónica de una empleada que está aún a prueba y en espera de contrato, así que os imagináis qué tan liada está tratando de hacer un buen desempeño en su nuevo puesto como para llamarme directamente a mí y no a su jefa inmediata. Su dulce y pausada voz tal vez no dan cuenta de lo que describo, pero se que es así, y su solicitud se origina porque perdió la conexión con el servidor de datos mientras realizaba una venta, evento que ingresa dinero a la cuentas bancarias de la pequeña empresa (y a nosotros también).

Me ubico mentalmente en la posición de ella y recuerdo que ese ordenador en particular se habilitó en la periferia de la empresa y decidieron conectarlo de manera inalámbrica para ahorrar dinero en cableado e instalación. El pequeño detalle es que dicha aplicación crea una copia local de la base de datos y en determinados momentos demanda mucho ancho de banda la cual también es utilizada por los teléfonos móviles, ordenadores portátiles y las nuevas impresoras de red inalámbrica que adquirieron. Con esto presente me conecto de manera remota al servidor, verifico que todo esté bien y le indico que solicite de nuevo el documento ya que está bien almacenado y que lo envíe a la impresora especial donde, por normas tributarias, debemos utilizar un papel especialmente numerado y controlado.

En este punto podría finalizar esta cándida historia… pues va a ser que no porque de una vez advierto en mi consola el atasco de papel mucho antes de que ella abandonara su cubículo para recoger en la bandeja de impresión el anhelado documento. Por ley se debe anular e imprimir de nuevo, y debido a esto me mantuve en línea telefónica -y de manera remota- hasta que ella finalizó su tarea. Ya para despedirse de mí me pregunta si puede seguir trabajando sin problema alguno a lo cual respondo que puede seguir trabajando y que problemas siempre habrán, el meollo del asunto está en ¿cuáles se pueden prevenir?

Es por ello que os presento las diez razones por las que debemos monitorizar nuestros ordenadores, servidores y demás dispositivos:

  1. Por la paz mental de nuestros usuarios ya que ante cualquier incidencia nos exigirán la causa y debemos estar prestos con un información bien recopilada y de alcance inmediato. Un buen software de monitorización moderno hace uso de poderosas bases de datos con réplicas para garantizar este punto.
  2. Porque llevar un inventario de dispositivos es necesario ya que la topología de red nos hará comprender dónde están “los cuellos de botellas”. Monitorizando constantemente nos daremos cuenta de los cambios de hardware y reevaluaremos estos puntos álgidos, si se mejoraron o se agravaron.
  3. El trabajo no solo es que el servidor funcione de manera normal, también el cómo se atiende a los usuarios es importante: en los lejanos años 90 teníamos “laboratorios de computación”, entornos focalizados y asépticos pero ahora la realidad es otra, multitud de dispositivos mejoran la productividad pero aumenta nuestra carga de trabajo en la red de área local y su desempeño.
  4. Porque ya no solo es la red de área local sino múltiples servidores en Internet: en nuestro caso trabajamos con varios clientes lo cual son mayores ingresos que conllevan sus horas adicionales y que fácilmente un software de monitorización nos ayudará “a digerir”.
  5. Los seres humanos nos aburrimos con tareas repetitivas: está comprobado que nuestros cerebros necesitan constantemente nuevos retos los cuales podemos asumir apoyados con un excelente programa de vigilia a los ordenadores que nos avisarán oportunamente en caso que se alcancen valores al límite de los recursos -o que haya cascado de plano el aparato-.
  6. Nuevo hardware, nuevo software: el poder de cómputo nos permite virtualizar servidores en un solo equipo real ¡vuestra red físicamente es igual pero tenemos más que administrar! (en este punto es difícil convencer a los jefes porque aparentemente, ante los ojos de ellos, la red no ha crecido).
  7. Viejo hardware, nuevos trucos: impresoras de matriz de puntos que se creían obsoletas pero que les queda vida útil se conectan a aparatos especiales que funcionan como servidores de impresión, ¡adivinen quién tiene que estar pendientes de ellos!
  8. ¿Están a salvo nuestros datos más importantes? No importa si nuestros respaldos son totales, diferenciales o incrementales, todos los ficheros en ambos (o todos) los sitios fuera de nuestra empresa deben tener el mismo hash al compararlos uno a uno por nombre y tamaño de archivo. Que esa tarea se esté ejecutando cada día correctamente es de primordial importancia dado el moderno “secuestro” de información para pedir dinero a cambio de su devolución.
  9. PORQUE NO EXISTEN SOLUCIONES MÁGICAS: solo el arduo trabajo nos permitirá cosechar el fruto de los beneficios y aunque la instalación de un software de monitorización implica un costo de tiempo y dinero, la experiencia acumulada implícita que vienen con estos paquetes informáticos es invaluable, siempre recordad que “experiencia es el nombre que la gente da a sus propios errores” ¡No temáis en pedir ayuda a los profesionales que han dado infinidad de lides en el ciberespacio!

Experiencia es el nombre que la gente da a sus propios errores.

Refrán popular.

No es un sermón que os damos, simplemente es lo que hemos visto y esperamos que estas pocas recomendaciones calen en vuestros métodos de trabajo. Ya solo queda despedirnos y os invitamos a estar atentos y atentas a nuestros próximos artículos done ahondaremos en muchos aspectos y otros que no tocamos aquí; a propósito de esto último, no, no es que no sepamos contar, es que la décima razón por la que debemos monitorizar nuestros servidores queremos que la propongáis vosotros en los comentarios al pie o vía Twitter por nuestra cuenta @KS7000.

Por favor, lea también   Recurso didáctico: instalación de Pandora FMS en Debian 10.

<Eso es todo, por ahora>.