Esto nos dijeron sobre los blog y resultó ser verdad

Download PDF

En este siglo XXI lleno de abundancia de información — algunas de ellas muy falsas, «fakes news» las mientan — debemos aprender a separa el trigo de la paja. Por acá hicimos una lista con nueve grandes verdades que son de Perogrullo, veamos.

1.—Todos tenemos derecho a tener un blog

El ejemplo más patente de esta afirmación es el Twitter, que necesita poca preparación y estudio y es tremendamente práctico. Ahora bien, que los mensajes sean relevantes o no para los demás depende sobre con cual rol lo tomamos. Si especialmente creamos una cuenta en Twitter para divulgar nuestras decisiones como juez (un ejemplo) pues vaya que tiene relevancia e incluso cambia el destino y vida de muchas personas. Ahora bien, ese mismo 1401juez puede tener otra cuenta donde se dedica a hablar sobre la siembra y cultivo de los bonsai… pues ustedes nos dirán.

Por otra parte un blog «más grande» sería hecho con el veterano WordPress, de los cuales más de un tercio en todo el planeta están hechos con esta popular herramienta de software libre. Incluso en el sitio comercial de WordPress nos darán alojamiento gratuito donde solo invertiremos nuestro tiempo y trabajo pero muy poco dinero — la conexión al Internet — pero de igual manera, el contenido que coloquemos allí será el que dicte que tan relevante sea para otras personas.

2.—Las visitas a nuestro blog

Pues la persona más importante: nosotros mismos. Sí, dejamos la modestia y humildad a un lado, nuestro contenido es testigo de nuestras dificultades, aprendizajes, acontecimientos que nos interesan. Nos sirve como colección de información para nuestras propias consultas. Ahora bien, que a otras personas les atañe nuestras publicaciones, pues caemos de nuevo en el punto anterior número 1. Lo mejor de tener un blog es que cualquier cosa que debemos recordar y tener siempre a la mano, pues ya sabemos la dirección. Ah, y otra cosa, los buscadores, las maquinarias de búsqueda como DuckDuckGo, Bing, Google, etcétera sí que saben la dirección de nuestro blog. Gente que sabe utilizar las herramientas de búsqueda (limitando la búsqueda a un país, por ejemplo) lo más probable es que lleguen a nuestro blog.

Nota: si el blog planea mantenerse por venta de publicidad o sacar provecho económico de la publicidad pues es una gran excepción a esta gran verdad que planteamos.

3.— Escribir de manera regular

Esto es cierto si tenemos algo nuevo o aprendimos algo nuevo todos los días, pero más bien hemos notado que todos y todas tenemos rutinas, algunos y algunas muy arraigados y arraigadas a ellas. Pro eso cuando tenemos algo que vale la pena, publicarlo con el mejor esmero, con ganas. Pero no crean que la cosa termina allí. Un blog no está hecho de papel y aunque lo fuera existen los borradores y correctores de tinta. Queremos decir que un artículo o entrada del blog se debe llevar durante años (recomendamos coloquemos fechas de cuando suceden las actualizaciones). Recordemos que ni una sola de nuestras células son las mismas de cuando nacimos y sin embargo seguimos siendo la misma persona para nuestros ancestros.

4.— Llover sobre mojado

Sí, a veces es necesario. Es más, de seguro, lo que escribamos ya lo habrá escrito otro u otra pero no por ello dejaremos de escribir porque — pensando de manera egoísta — falta nuestra opinión. Acá recomendamos seguir el estilo de la Wikipedia: reunir información, analizarla y complementarla con nuestras ideas originales y anotar los enlaces correspondientes, teniendo en cuenta el punto N° 3 acerca de la no existencia del papel para este trabajo.

Por favor, lea también   Modificando el tiempo de autoguardado en WordPress

5.— Prescindir de los mensajes emergentes

Emplearlos para nada, a menos que sea una obligación legal — como es el caso de Europa —. Nada aleja más a los lectores y lectoras que los dichos avisos emergentes solicitando encuestas, afiliaciones, etc.

6.— Donaciones mejor que suscripciones

Que ya hemos dado bastante con publicar el blog, que alguien se subscriba o no pues no tiene mayor relevancia. Eso sí, estar pendientes de las donaciones, que ayudan a mantener el alojamiento web, entre otros gastos. Por acá estuvimos reacios para aceptar donaciones, pero las circunstancias cambiaron, lo único constante es el cambio.

7.— Ganar dinero con un blog

A menos que sea con publicidad, esto está descartado. Además, trabajar con publicidad es agotador y estresante, algunos y algunas llegan al colmo de copiar contenido literal de otros blog para mantenerse a flote. Todo esto le quita la diversión y el encanto de llevar un blog. El dinero es importante (ver punto 6) pero no es el fin último.

8.— WordPress no es garantía de éxito

WordPress tiene muchísimas ventajas pero hemos visto blogs muy frescos y dinámicos e incluso asociados con proyectos de control de versiones de software. Nos atrevemos a afirmar que WordPress es útil a 95% de la población por su practicidad, su abundancia de recursos de información que se han escrito sobre él pero hay un universo restante que no lo necesita, los programadores más que todo. Nosotros, a pesar de ello, usamos WordPress porque sabemos que podemos agregar cualquier complemento -propio o de terceros- para acceder a cualquier característica que necesitemos. Ojo, resumiendo, WordPress es una herramienta, no es el producto en sí, el día que tengamos que dedicarle más tiempo y recursos a WordPress que a los temas que publicamos, pues hasta allí llega la cosa. Otra idea que hemos acariciado es crear subdominios con otras herramientas de blog pero que puedan compartir en modo de solo lectura la base de datos de WordPress para mostrar los temas, es decir, que sean esclavos del contenido en WordPress: ¡eso es lo bueno del software libre!

9.— No tenemos competencia

Las personas que escriben sobre temas similares a los nuestros no son competencia, son aliados. Esto hay que verlo así, no vale la pena estarse esforzando para sobresalir, cada blog tiene sus particularidades y sus lectores y lectoras particulares. Nosotros esto lo llevamos de frente, con la cara al sol en nuestra entrada especialmente hecha al respecto.

 

En resumen

¡Ojalá les hayan gustado estas humildes reflexiones sobre lo que consideramos 9 grandes verdades acerca de los blogs!

Download PDF